fbpx

El poder de las lagrimas

Kara Grief Support Groups
Spouse & Partner Loss Online Group
May 11, 2021
Grupo de apoyo sobre el duelo
May 15, 2021
Show all

El poder de las lagrimas

kara grief support
por Sam Hayward

El llanto es como habla tu corazón, cuando tus labios no pueden explicar el dolor que sientes”. El dolor y el duelo colectivo del año pasado han asegurado que este período de tiempo sea algo que no es probable que olvidemos. Todos, de una forma u otra, hemos sido retados, hecho pedazos, fracturados, y estas experiencias permanecen profundamente arraigadas en nuestra conciencia colectiva. ¿A dónde vamos desde aquí? ¿Dónde terminan estos sentimientos y emociones dentro de nosotros? ¿Cómo respondemos a un entorno incierto y en constante cambio? ¿Qué nos está dando vida en este momento a lo que podamos aferrarnos? Ciertamente no tengo las respuestas a estas preguntas, pero tengo algunas ideas sobre de dónde pueden venir estas respuestas.

Si pensamos en dónde se guardan los recuerdos, frecuentemente señalamos nuestras cabezas, nuestras mentes espectaculares y construidas de manera única. Hay poder, electricidad y vida presentes en nuestras mentes. Sin embargo, es posible que no siempre apuntemos al hecho de que nuestras mentes existen dentro de nosotros mismos, como parte de algo más grande, y algo que es tan sabio y poderoso: nuestros cuerpos humanos. Este cuerpo, como a veces escuchamos, es un recipiente. Contiene cicatrices, nuestra juventud, momentos de dolor o placer, y tal vez sea la clave para ayudarnos a procesar este momento que hemos experimentado recientemente.

¿Cuál es una forma en la que nos conectamos íntimamente con nuestro cuerpo físico? El acto de llorar … soltar, que nuestro cuerpo y emociones se apoderen de nosotros … soltar lagrimas es una liberación existencial, emocional y un regalo que tenemos como seres humanos.

Cuando lloramos, compartimos y comunicamos a los demás y a nosotros mismos que hay dolor y pérdida. Podríamos sentirnos abrumados, confundidos, desordenados y, a veces, aliviados; estas lágrimas nos brindan consuelo y alegría. Nuestras lágrimas son cálidas, nos acarician el rostro y nos conectan profundamente con nuestras emociones. Hay momentos en que nuestro cuerpo puede convulsionar y podemos sentir una pérdida de control y podemos sentir varias emociones al mismo tiempo con bastante intensidad. Por ahora, quiero que pensemos en el momento en que las lágrimas se han detenido y solo tenemos las líneas de agua en nuestro rostro … cuando nos permitimos sentir la sensación de nuestro cuerpo y nuestra experiencia y cuando tal vez estemos recibiendo un abrazo o apoyo de alguien. demás. Por lo general, nos queda un sentimiento de esperanza, conmoción y gratitud por esta transformación por la que nuestro cuerpo nos llevó … incluso si el sentimiento de tristeza permanece. Tal vez sea así como el corazón habla y nos enseña a comunicarnos cuando nuestras palabras ya no pueden expresar lo que anhelamos decir.

Sobre la autora
Kara grief

Está cursando su tercer año en el programa de doctorado en psicología clínica de PGSP-Stanford. Ha sido parte del programa de español en Kara por los últimos 2 años, una experiencia que ha llegado a apreciar y querer mucho.

Sam is an aspiring clinician and is in his third year at the PGSP-Stanford Psy.D consortium program. He has been serving at Kara for over 2 years and loves working as a volunteer in the Spanish program.

 

 



The Power of Tears

Crying is how your heart speaks, when your lips can’t explain the pain you feel.” The collective pain and grief of the past year has ensured that this time period is something we are not likely to forget. We have all, in some way or another, been battle-tested, broken down, fractured, and these experiences remain deeply ingrained in our collective consciousness. Where do we go from here? Where do these feelings and emotions end up inside us? How do we respond to an ever-changing and uncertain environment? What is life giving to us right now that we can hold to? I certainly don’t have the answers to these questions, but I do have some ideas about where these answers may come from.

If we think about where memories are held, we often point to our heads, our spectacular, uniquely-constructed minds. There is power and electricity and vida present in our minds. We might, however, not always point to the fact that our minds exist within ourselves, as part of something larger, and something that is just as wise and powerful: our human bodies. This body, as sometimes we might hear, is a vessel. It holds scars, our younger selves, moments of pain or pleasure, and is maybe the key to helping us process this time that we have recently experienced.

What is one way that we connect intimately to our physical body? The act of crying… letting go, having our body and emotions take over… soltar lagrimas is an existential, emotional release and a gift that we have as humans.

When we cry, we share and communicate to others and to ourselves that there is pain and loss. We might feel overwhelmed, confused, messy, and, sometimes, relief – these tears bring us comfort and joy. Our tears are warm, they caress our face, and are deeply connected to our emotions. At times, our body might convulse and we might sense a loss of control and we might feel several emotions all at once rather intensely. For right now, I want us to think about the moment when the tears have stopped and we only have the watery lines on our face… when we settle into the feeling of our body and our experience and maybe are receiving a hug or support from someone else. We are usually left with some feeling of hope, poignancy, and gratitude for this transformation our body carried us through… even if the feeling of sadness remains. This is the way, perhaps, how the heart speaks and teaches us to communicate when our words no longer can express what we long to say.