fbpx

El otro lado de la moneda

The Art of Comfort & Care
March 20, 2020
Resilience During the Pandemic
March 26, 2020
Show all

El otro lado de la moneda

 

Sería muy fácil darles consejitos de cómo reducir su estrés y ansiedad durante estos momentos, pero realísticamente pueden encontrar billones de esos recursos en todas partes. Desde como respirar, hacer yoga, meditación, pintar, organizar y muchas recetas saludables de cocina. Y cada uno de esos llegan a lo mismo- tengan buena higiene y manténganse tranquilos para evitar la crisis. Pero, ¿qué no ya llego la crisis? Y claro estos consejitos son muy buenos y definitivamente hay que ponerlos en práctica, sin embargo, por hoy, les ofrezco el otro lado de la moneda, la de la existencia humana en el mundo.

Al reflexionar me atrevo a decir que el día a día que vivimos hoy nos ofrece una experiencia similar a la del duelo. La incertidumbre y la esperanza se combinan para crear una red de emociones fuertes e impredecibles. Tenemos la esperanza de que algún día nos volveremos a ver, que todo vuelva a la normalidad, pero al igual tenemos la incertidumbre del no saber cuándo ni cómo. Así es la muerte. No nos permite despedirnos, nos cae desapercibidos como un balde de agua fría y nos deja aislados, desconsolados, llenos de preguntas sin respuestas, con información que todos nos comparten, pero quien sabe si sea cierto, buscando una salida o por lo menos claridad en lo que sucedió. El “como, porque y hubiera”, los trillizos del duelo, nos acompañan el día al día.

Sin embargo, jamás hay que olvidar que lo que nos une es nuestra humanidad y la conexión emocional que tenemos.  Por este momento, todos en el mundo compartimos la misma experiencia, quizá no la sintamos de la misma forma y quizá tengamos apoyo y recursos diferentes, pero al final del día nos conecta la incertidumbre del mañana. Lo que nos consuela es el saber que, aunque estamos desconectados físicamente también estamos conectados intrínsecamente en la unión del universo. El mundo y la naturaleza nos enseña que es más poderosa que lo que nos imaginamos, y que la vida en si continua a pesar de que la sociedad nos ponga un alto.

Así que los dejo con las sabias palabras del doctor Carl Rogers para que nos traiga consuelo,

si todo fuera estable, prudente y estático viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales porque ese es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante.